AUMENTA LA LETRA DEL BLOG PULSANDO LAS TECLAS "Ctrl" y "+" (O Ctrl y rueda del raton)

01 febrero 2007

Apagando al planeta




Estamos matando a nuestro planeta. Éste sería el mejor titular de tan tétrica realidad, que poco a poco, cagada a cagada - con o sin conciencia de hecho - , lo verifica y certifica con más garantías.

Hace pocos días unos optimistas, que luchan y quieren luchar por la Tierra, tuvieron en Francia una idea que quizá podría concienciar a más de uno: "Apaguemos las luces, no usemos la electricidad durante únicamente cinco minutos". Se daban datos, se dijo que ayudaría a hacer ver al ojo humano que si todos ahorramos podemos recuperar la estabilidad. Lamentablemente, en nuestros días hablar de mejora Medio Ambiental es hablar de utopía; muy lamentablemente.

Incendios, emisión de gases nocivos a la atmósfera, sobreexplotación de zonas verdes, asesinato masivo de especies animales y vegetales - de las cuales la gran mayoría está en serio peligro de extinción -, uso excesivo de los recursos naturales, vertidos de productos contaminantes en océanos,... y así podríamos rellenar un párrafo bastante grotesco de crueldades que nosotros, seres humanos, provocamos contra nuestro planeta.

La Tierra se queja, y nosotros lo llamamos cambio climático, una frase - a mí parecer - demasiado amable para lo que desemboca esta realidad. Suben las temperaturas, y eso hace que no sólo haya más calor, sino que haya lluvias fuera de temporada, tormentas mucho más virulentas, deshielo de los casquetes polares (lo que hará que suba el nivel del mar progresivamente, junto con un aumento de la salinidad del agua), y desertización entre otras catástrofes.

Las cigüeñas, que en otoño emigran a tierras africanas en busca de calor, este año, en su gran mayoría, han permanecido en nuestro país. Ayer, yendo en mi coche me fije que los árboles aún conservan hojas, las cuales se debieron desprender hace meses. En Rusia los témpanos de hielo, que años anteriores medían medio metro de espesor, esta vez sólo tienen una quinta parte. Estas tres situaciones, que podrían ser meras anécdotas, nos hacen entender que el ciclo de la naturaleza está cambiando; el problema no es que cambien, el problema es que sea permanente el cambio, o todavía peor.

¿Tan difícil es hacer cumplir un maldito protocolo que lo único que pide es la reducción de gases tóxicos a la atmósfera? ¿Es tan complicado construir buques y barcos de mercancías con doble casco para evitar tragedias como la que sucede en estos días en la Bahía de Algeciras? ¿No podemos intentar entre todos no despilfarrar más agua y luz? ¿Es imprescindible atropellar linces ibéricos, vestir costosos abrigos de piel de foca, alimentarnos de animales cuya existencia pende de un hilo, explotar parajes vírgenes por un puñado de billetes? ¿No hay dinero para la creación de centrales de energía alternativa de manera más comunitaria, como paneles solares?

En la actualidad estas preguntas que aquí se reflejan tienen un "SI" por respuesta; esperemos que en un futuro pueda poner un artículo en el blog diciendo todo lo contrario, que los políticos se han puesto manos a la obra, que los ciudadanos ayudan y respetan el medio ambiente, que el ser humano no quiere cargarse su planeta.

Mientras tanto seguiremos viendo como poco a poco nos cargamos nuestro planeta, seguiremos llorando lentamente ante la degradación que nosotros, y sólo nosotros, hemos provocado a lo largo de tantos años.

1 comentario:

NinfaAstur dijo...

La verdad es que despues de ver el documental de Al Gore de "Una verdad incómoda" una se siente culpable de ser un ser humano, porque nosotros según algun que otro filósofo somos seres racionales pero creo que estamos convirtiendonos en lo contrario. Ver lo que sucedió en 50.000 años y que nosotros en tan solo medio siglo hemos conseguido hacer el doble es bastante aterrador.
Seguro que mucha gente dice: "y total que pasa que yo recicle o no vaya en coche a trabajar todos los días, si nadie mas lo hace?" o los que dicen "total yo no voy a vivir para ver el desastre que todo esto va a acarrear", ellos no pero sus generaciones siguientes sí, son los que pagaran las consecuencias de nuestras irresponsabilidades medioambientales. Así que hasta que no se cambie este pensamiento nadie hara nada por salvar nuestro hogar.
Y lo del cambio climático, será una tontería pero yo siempre dije desde que ví la pelicula "EL DIA DE MAÑANA" que iba a suceder tarde o temprano y para muestra un botón: Asturias en navidad supero los 24º de calor incluso hasta hace 15 días que nevo, llevaba sin llover aquí desde finales de octubre; Londres vivió su primer tornado de la historia hace unos meses; los árboles empiezan ahora a perder las hojas cuando deberían de estar naciendole los primero brotes (y no os recuerda esto al principio de la peli?)
Si todos reciclaramos, si todos dejaramos el coxe guardado en la coxera; utilizasemos menos la electricidad..... y todo eso que reclaman los grupos ecologistas, seguro que aunque no libraríamos a este mundo de irse al carajo si que podríamos intentar "medio arreglar" este desastre. Si evolucionamos ¿por que no iba a evolucionar con el tiempo un nuevo modo de salvar el planeta? Pero nosotros somos los principales responsables de llevar la iniciativa primitiva de esta solucion que nos pide a base de tornados, nieve y calor nuestro punto azul al que nosotros llamamos planeta.