AUMENTA LA LETRA DEL BLOG PULSANDO LAS TECLAS "Ctrl" y "+" (O Ctrl y rueda del raton)

18 marzo 2011

Parpadeos - 58 (Zambullida)




El agua debe estar helada. Unos cuantos escalones más. Muchos. Segundos son los que me separan de la piscina. El agua me va a erizar la piel. Frío. Ya lo siento en la planta de mis pies, en mis muslos, en los pechos al aire, en la nariz. Un descansillo. El agua de la piscina forma ondas suaves. Mis pezones duelen. Pero todo aquello es divertido. Claro que lo es. Al menos mientras lo pienso, antes de bajar y, por supuesto, mucho antes de zambullirme dentro. El agua, como sorbete de limón. Otro escalón. No queda demasiado. El talón debe estar congelado. Será solo al principio. Luego nadaré. Mucho. Estoy desnuda. Sonrío. La piscina está desierta. Todas las mañanas lo mismo, bien prontito, para que nadie se escandalice. Casi he llegado. Mi madre cree que duermo. Yo misma creo que estoy sola en el pabellón. El agua deberá estar helada, no me cabe la menor duda. Me meteré de cabeza, con los pechos desnudos, bajo el objetivo de una cámara que no deja de fotografiarme, como todas las mañanas, mi descenso hacia la piscina.

4 comentarios:

Miguel dijo...

Hay gente a la que le gusta mirar y gente a la que le gusta ser observada. La cuestión, ¿quién la observa?

Saludos

Zorro dijo...

El fotógrafo. Aunque esto de relato o microrelato tiene poco. Es una simple "zambullida" en la foto que pongo de cabecera; sentir lo que puede sentir esa mujer sin buscarle un sentido literario ni trasfondo psicológico.

Un saludo y gracias por la visita

José Antonio del Pozo dijo...

Pues, sr Zorro, acaso sin pretenderlo le has dado vida a la imagen, a la de esa mujer y su sencillo acto cotidiano (qué bonito ese mi madre cree que duermo) como al de ese fotógrafo invisible que haces tú visible.

Zorro dijo...

Bueno, José Antonio, intenté mover lo que no se mueve salvo en la imaginación de cada uno jeje.

Un abrazo fuerte!!