AUMENTA LA LETRA DEL BLOG PULSANDO LAS TECLAS "Ctrl" y "+" (O Ctrl y rueda del raton)

11 marzo 2011

Parpadeos - 57 (Sin sentido)




Hasta hace un par de siglos, en el treinta y cinco, el hombre olía, saboreaba, era sensible al tacto. Eso es lo que podemos leer en las enciclopedias virtuales de historia. Hoy en día nos limitamos a observar y a escuchar. Hay casos, excepciones de la naturaleza, capaces de percibir lo que nos rodea con los cinco sentidos. Los llamamos escritores. Se dedican a inventar historias de mares que huelen, banquetes donde todo lo servido es delicioso, caricias que hacen estremecer los cuerpos. Y aunque la gran mayoría de ellos son unos farsantes, es muy complicado diferenciarlos. Se quejan siempre de las mismas cosas: del tufo de las ciudades, de los alimentos insípidos, del sexo con robots.

2 comentarios:

Alba dijo...

Parece que la vida se hace de plástico, amigo...

Zorro dijo...

Se hace de plástico, Alba. Todo se plastifica jejeje.

Un abrazo