AUMENTA LA LETRA DEL BLOG PULSANDO LAS TECLAS "Ctrl" y "+" (O Ctrl y rueda del raton)

31 marzo 2008

Vidas en Sueño - 11 (Brillas con luz propia)




Y ahí estás, en la orilla del mar, donde debí mirar en primer lugar antes de lanzarme a una búsqueda casi frenética. El mar; tú y el mar. Seguramente una seña de identidad, que a su vez es la mía también, con la que mejor empatizas. Saliste corriendo de la discoteca-chiringuito, sin dar explicación alguna, como si te hubieras acordado de algo que tenías que hacer y que habías descuidado. No estoy seguro del porqué, pero creí ver deslizar una lágrima por tu rostro cuando giraste repentinamente la cabeza y emprendiste la huída.

Al principio me quedé bloqueado; todo el mundo me miraba de forma desaprobadora, quizá pensando que te había confesado una supuesta infidelidad, o la ruptura de la relación. Pero nada más lejos de la realidad, simplemente estábamos bailando, y yo estaba diciéndote que esa noche brillabas con luz propia. Poco a poco fui reaccionando y asociando acontecimientos; primero te saqué a bailar (y eso que no sé bailar bien), luego sonreímos con mi torpe ritmo, hicimos algún chiste al respecto, nos miramos fijamente, y sobre el brillo de tus ojos dejé escapar aquella frase, sentida y sincera. Luego se desencadenó el desenlace, inesperado para mí, y seguramente para ti también. Ahora te sigo observando, aún con el rostro congestionado de tanto correr; poco a poco me voy aliviando de la tensión con la que te he buscado estos minutos atrás.

Miro alrededor, y voy asimilando poco a poco el olor a mar; entra en mí suavemente, sin agobiar. Es una esencia fresca, austera, invisible, que me hace sentir bien conmigo mismo. La luna se proyecta con una fina capa de plata sobre el mar en calma; luna casi llena, posiblemente a falta de dos fases para llegar a su plenitud. Luna, mar, y tú, y no necesito nada más para parar el tiempo. Pero cuéntame, ¿qué te ha pasado? Sabes de sobra que me he preocupado mucho por ti, como siempre. Y sin embargo tú sigues mirando al mar, con la cabeza levemente inclinada hacia atrás y tu melena negro azabache a merced del compás de la brisa marina; como si no hubiera ocurrido nada, y nos hubiéramos encontrado de repente. Si te acabase de conocer pensaría que eres una bohemia, una romántica, pero sé que estás aquí porque esto te relaja, y te ayuda a pensar. Pensar; me das miedo. No quería ofenderte diciendo aquella frase; no sé, nunca se me ha dado bien decir la frase adecuada en el momento oportuno. ¿A que esperabas de mí que no te dijera nada? Pues bueno, mis impulsos a veces me ciegan, y esta vez me han jugado una mala pasada; me han cogido desprevenido. Te diría que gracias a ti vuelvo a sonreír, que el tiempo se para cada vez que toco tu piel, que me pierdo en tus ojos cuando me miras con tanta profundidad; te diría que te quiero, y que eres la reina de mi noche, y de mi día. Espero que admitas mis disculpas, cuando tenga el valor de decirte todo esto, en lugar de dibujarlo en mi mente.

¡Estás girando el cuello! Tienes los ojos cerrados y los párpados los cubren con mimo, y acompañas el rostro en dirección contraria a donde empuja el viento, que parece sopla con más fuerza. Tu rostro está relajado, pero no expresas emoción alguna; no sé si estás enfadada, triste, alegre, o directamente flotando en alguna nube. Siento que si abro la boca rompería el hechizo, y me mirarías con furia. Pero estar ahí parado, sin hacer nada, contemplándote como un memo, hace que el haberte buscado no haya servido de nada. Me voy a atrever a poner mi mano sobre tu hombro, porque es a lo máximo que mi timidez me permite llegar. ¡Qué calida es tu piel!¡Qué calida! Abres los ojos, con tranquilidad, y me miras. No estás sorprendida, ni enfadada, ni triste, ni alegre; estás ausente, o quizá envuelta en un hieratismo, como si quisieras decir algo y necesitaras una capa de niebla para poder expresarte con más tranquilidad. ¡Siempre rodeada de ese misterio! ¡Pagaría con mi vida por saber qué te ocurrió antes!

Noto tu cuerpo estremecerse, y tus ojos vuelven a brillar como antes. Me miras, te miro, y se vuelve a parar el tiempo. No sé cuánto tiempo llevamos así los dos en escena, como dos actores disfrazados de árboles, cuyo único acometido es prestar su presencia durante un tiempo. Giras el cuerpo, y dejas el mar y la luna de espaldas, y me preguntas si sería capaz de abrazarte; extiendo mi otro brazo libre hacia ti, y te doy asilo político entre mi regazo, apretándote con confianza. Ahora mis sentidos me comunican todo tipo de símbolos y señales: tu olor, tu tacto, tu respiración sobre mi pecho, el sonido de tu pelo al son del viento, el sabor de ese abrazo, la vista de aquel marco incomparable.

Te separas escasos centímetros, y vuelves a fijar tu mirada en mi. Y con algo que ni el cariño a veces puede explicar, con más confianza, antes de besarte, repito aquella frase: "esta noche brillas con luz propia".

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Es el mar lo que te inspira.. es la luna? Seguramente no entendí todos los detalles.. pero el relato me hace sentir cierta nolstalgia, es magistral... y tiene magia.

LA MAYOR dijo...

Siempre hay una segunda oportunidad ¿no? Para decir la frase correcta o... Para leer el cuento que me perdí por no haber podido ir a clase. Pues... Este me parece a mi que enlaza muchas acciones, y me gusta. Nos vemos.

Alba dijo...

y por que salio corriendo??
me ha gustado mucho a pesar de tener a dos pijas impertinentes berreando detrás. Se creen que cantan bien y están chillando... uffss!! debo haber soñado que me fumaba un porro gigante porque esto no es normal...
A ver cuando acaba la clase xD
jajajaja
Para cuando vas a terminar de subir el trbajo atrasado eh zorro?? jajajaja
Un beste!!!

Alba dijo...

y por que salio corriendo??
me ha gustado mucho a pesar de tener a dos pijas impertinentes berreando detrás. Se creen que cantan bien y están chillando... uffss!! debo haber soñado que me fumaba un porro gigante porque esto no es normal...
A ver cuando acaba la clase xD
jajajaja
Para cuando vas a terminar de subir el trbajo atrasado eh zorro?? jajajaja
Un beste!!!

Zorro dijo...

muchas gracias por vuestros comentarios!!

a ver si sigo subiendo cosillas por aquí.

MuÑoNeS dijo...

Weno weno, se va notando el cursillo de lírica en los textos. Eso es bueno. Como siempre Genial!!!!

Zorro dijo...

Cursillo de lírica... jajaja. De narrativa, chaval, de narrativa!! jejeje

Me alegro que te haya gustado amigo. Un abrazo.