AUMENTA LA LETRA DEL BLOG PULSANDO LAS TECLAS "Ctrl" y "+" (O Ctrl y rueda del raton)

10 febrero 2011

Denominaciones




Un barco que atraviesa el lienzo
y navega hasta cualquiera de tus sonrisas.
Llámame marinero.

El árbol que se agita con el frío,
con el maullar del suspiro tras uno de tus besos.
Llámame rama.

Una carta bien escrita, de papel cebolla y tinta ocre,
con la que me envuelves por las mañanas.
Llámame perezoso.

Quizá un mar verde y tamizado
que se fusiona con el horizonte de tus sueños.
Llámame caracola.

Nuestros roces bajo el edredón discreto.
Calor en la silenciosa madrugada de Barajas.
Llámame hielo derretido.

Llámame,
susúrrame.
Silba en cada esquina sin mirar
ni hacia atrás ni hacia delante.
Porque estoy en continua definición por ti.

3 comentarios:

Loriana dijo...

Falta la dedicatoria ;)

José Antonio del Pozo dijo...

Magnífico y muy delicado y logrado poema amoroso, sr Zorro. Estoy en sesión continua, en continua definición por tí, sí, muy bonito, porque Amor nos transtorna, nos transforma. Bravo, sr Zorro.
Te invito a magdalenas
Un abrazo bloguero

Zorro dijo...

Gracias por tus palabras, José Antonio. como siempre, un soplo de aire fresco para esta madriguera tan poco ventilada jeje.

Un abrazo