AUMENTA LA LETRA DEL BLOG PULSANDO LAS TECLAS "Ctrl" y "+" (O Ctrl y rueda del raton)

05 enero 2010

Carta a los Reyes




Estimados Reyes Magos:


¿Cómo va eso? Supongo que hasta los huevos de ir con el camello de casa en casa dejando corbatas, videoconsolas, muñecas repipis y anillos de bisutería, amén de que os estaréis poniendo ciegos a turrones y whisky que os dejan los niños en sus hogares. No os preocupéis por la bebida y tomadla sin mesura, la Guardia Civil no suele hacer esta noche controles de alcoholemia; regalo de cortesía de la Dirección General de Tráfico, que entiende que por una noche no pasa nada si se estrellan cuatro borrachos. Al revés, si sucede esto último, más motivo de alegría para aplicar la excepción en años venideros. Eso sí, no se os ocurra merodear por la embajada de Estados Unidos, a ver si os confunden con terroristas islámicos; ¡que se joda el hijo del embajador yanki!

Al grano, que hace frío y estoy molestando al pájaro a estas horas de la noche. Ésta no es la típica carta que os pide la paz mundial y gilipolleces del estilo; sería igual de ridículo que pedirle al león que deje de cazar gacelas, o al girasol que cante un fandango de Manolo Caracol. Además, para eso están las “oenegés” y demás clubes sociales.
Yo os quiero pedir cosas más prácticas, originales, sinceras. Seguramente os falten recursos y ganas para regalarlas, pero sois magos y nunca se sabe. Quién iba a pensar que Gandalf el Gris fuese capaz de tirar abajo un puente milenario con un bastón de jubilado.

Lo que más me urge es que fusiléis a todos los subnormales que no saben convivir en el metro: a esos tipos y tipas oscuros que te dan golpes con sus bolsos y maletines, que te incrustan la chaqueta en las fosas nasales, que te rocían con su aroma a sudor caducado, que te escrutan con ojos de fraile nostálgico, que te zarandean, se te cuelan al entrar al vagón, te cierran el paso en plena carrera frenética escaleras abajo; a aquéllos que arrojarías sin dudarlo a las vías del tren. A todos esos, paredón al alba. Bueno, puestos a pedir ejecuciones, añadid a Belén Esteban y sus montes de silicona; aunque supongo que no seré el único que lo ha solicitado.

También me encantaría despertar mañana sobre una cama, con colchón de látex y tapado hasta la barbilla por un edredón relleno de plumas de ganso, con vistas al mar, con un par de cocineros que no dejasen de cocinar en la planta baja, y con las paredes del dormitorio forradas con billetes de quinientos euros, sin marcar. Sería ideal sustituir el despertador por el rugido de un motor de un coche deportivo aparcándose de forma autónoma.

También quiero que los taxistas se dediquen a conducir bien, que ciertos vecinos de mi bloque se lancen a través de los ventanales de sus pisos al vacío, no cesar la cerveza, que el pájaro aprenda a limpiarse él solito la jaula, una ley que prohíba el empleo del tiempo, que me baje el pago trimestral del seguro del vehículo, que resucitéis a Bukowski y Eugenio, rescindir del dormir, un par de cartones de tabaco, y que me subáis al piso una barra de pan, que no me apetece ir a la tahona del pueblo en plena ola de frío polar.

Voy a terminar en este punto la misiva, que me estoy cagando. Abrigaos que hace rasca esta noche y que os sea leve la noche. Recuerdos al cuarto Rey Mago.

5 comentarios:

Marcos Ortega dijo...

Vaya, y a mi trayéndome camisetas...

Rafael Homar Ferragut dijo...

Hola, Zorro, creo que con pedir una metralleta sería suficiente, tampoco hay que esperar que todo el trabajo lo hagan ellos, sueltas unas ráfagas en el metro y verás tú qué comodidad, y luego les puedes pedir amablemente a tus vecinos del bloque que hagan el favor de saltar por la ventana. Seguro que también podrías conseguir que el pájaro se limpiara la jaula, jajajaja.

Felices fiestas.

Zorro dijo...

Marcos Ortega, deberías pedirle a SS.MM. paciencia bendita para aguantar a tus compañeros de clase, en especial un par de individuas que nos hacen la vida imposible por el foro jejejeje.
¿Qué tal todo amigo? Mucho tiempo sin verte dar señales de vida...

Rafael, pues lo de la metralleta tiene sus inconvenientes: hay que recargarla, es ruidosa, no tiene la elegancia de un fusilamiento, y para colmo tienes que tener un antebrazo de titanio. Además, ¿para qué hacerla tabletear teniendo a tres tipos capaces de cumplir tus órdenes? jajaja. Lo de intimidar a transeúntes, vecinos y pájaro sin embargo sí me ha gustado como idea jajaja.
Un abrazo para ti también y felices fiestas!!

white dijo...

¿Y de todo lo que has pedido te han traído algo? ¿Seguro que te portaste bien el año pasado?
Ya me contarás.

Ah! Se me olvidaba, cuidadín con esas individuas, que somos mayoría.
(Jjejejeje)

Begoña dijo...

¡Nos has llamado individuas! Prepárate en tus próximos relatos van a llover hostias, primero te diré que me ha gustado y luego... unas cuantas cositas. Jejeje.