AUMENTA LA LETRA DEL BLOG PULSANDO LAS TECLAS "Ctrl" y "+" (O Ctrl y rueda del raton)

08 febrero 2008

El jodido hombre manzana (axl rose08)




Este texto que pongo a continuación es de un amigo de un foro de Internet, de esos que frecuento de manera furtiva. Desde el primer momento me enamoró, el texto, y pedí su consentimiento al autor para colgarlo en el blog. Me encanta el surrealismo que desprende, y desde la sencillez hace transmitir un sentimiento con el que justamente hoy me identifico. Gracias axl rose08 - el nick del autor de este texto - por permitirme el honor de publicarlo. os dejo con el texto:

Esto era un hombre a una manzana pegado. La manzana era su cabeza, lo pegado era su cuerpo, lo jodido era todo él; era un jodido hombre manzana.

Era muy feo, tan feo que cuando nació el médico dijo "señora, si no llora en 10 segundos, es un tumor". Su madre lo echó de casa a los dos días de edad, no le aguantaba; ¡era muy feo! Al pobre hombre manzana a menudo le llamaban Willy, y no por acortar su nombre - ya que nadie la llamaba -, sino porque era una putada ser un jodido hombre manzana.

Se peinaba la raya a un lado, a veces hacia arriba, pero siempre con estilo. De vez en cuando se ponía corbata, negros zapatos y camisa de seda. Otras veces pajarita con preciosos naúticos marrones. ¡Vaya pintas llevaba el gilipollas, fuese como fuese vestido iba haciendo el ridículo! Tenía cara de pan duro y piernas de cartón. Era más feo que un culo mirado de lado, y más raro que el día del grifo. Cuando comía sopa era feliz, aunque según él seguía siendo Willy. Veía la tele de pie porque no podía sentarse, dado que sus rodillas de cartón no podían aguantar la tensión de vivir dobladas. En fin, era todo un personaje animado este Willy.

Normalmente se casca pajas haciendo memoria, ya que es de efectos retardados. Puede divisar una situación y reaccionar días después. Dicen que es un poco lerdo pero él insiste que no, que es sólo un simple humano con una manzana por cabeza, que pretende ser feliz. Su psicólogo le insistía que no podía ser feliz, que él había nacido siendo el hombre manzana y moriría siendo el hombre manzana.

Willy necesitaba una novia, alguien que le hiciese ver lo bonito que es el amor, alguien que le comprendiese; o simplemente alguien, ya que nunca había visto a nadie desde los tres años de edad. Él cree que la gente se escondía cuando caminaba por las calles. Quizá es porque olía a colonia barata y siempre caminaba con un botellín de cerveza en la mano. Willy era un jodido borracho; varias veces tuvo problemas con la justicia. Mismamente al nacer, intentaron encarcelarlo para que nadie sufriese sus efectos secundarios (picor de ojos, nauseas y vómitos) pero no pudieron hacer nada para retenerlo. Willy huye de la justicia, o al menos eso cree él. La verdad es que la justicia huye de él. La justicia es una lechuga que conoció cuando sólo contaba con cinco años. Se enamoró de ella en una convención de fruta y desde entonces vive por y para ella. Se acuesta y se levanta pensando en ella... ¡qué pena que solo sea una lechuga!

1 comentario:

Alba dijo...

Me encanta la imaginación de tu amigo...
Pero volviendo a los sentimientos... ¿Cuántas veces nos hemos sentido unos apestados? ¡¡buff!!
Bueno zorro, que pases un buen fin de semana... Por cierto me di cuenta que no vivimos tan lejos como pensaba jaja a ver si un día me enseñas a jugar a los dardos porque la última vez que jugué no se si le di al camarero o a la Diana... xD jajajaja
Un saludo!!