AUMENTA LA LETRA DEL BLOG PULSANDO LAS TECLAS "Ctrl" y "+" (O Ctrl y rueda del raton)

20 diciembre 2006

Dardos: Vuelta a las andadas




Última partida oficial del 2006 de Tres Cuartos de lo Quinto; todos al Templo a expiar nuestros pecados, y de paso cerrar el año con una victoria. ¡Qué mejor manera de ganar que con un 7-2! Volvemos a las andadas, pero seguimos añorando una partida de 9-0. Los rivales, intentaron aguantar el tipo con partidas muy buenas y otras muchas muy malas; tuvieron una partida brillante, pero fue tan sólo un destello. Nosotros, con más frío que oficio, llegamos con la tranquilidad que da ir invatidos hasta el momento, y sin llegar a jugar una gran partida al principio nos impusimos con autoridad.

Todo comenzó con Luis y Alberto de pareja; sin un juego definido, con muchos errores, y casi con los dientes la pareja logró cerrar y dar el 0-1 a nuestro favor. Tras ellos jugamos Miguel y yo, left-handed power again reunidos entorno a un destino, que no fue otro que el de la victoria, cerrando la partida de forma correcta, y eso que costó al principio, pero ambos reaccionamos bien, cierre de diana-triple 20 incluido, estableciendo el 0-2. Los siguientes en jugar eran Luis y Miguel de nuevo, una pareja que sin llegar a desplegar un juego muy vistoso supieron cerrar sin malgastar muchas lágrimas de sufrimiento; quizá la mala puntería les privó de medias más altas en esta ronda, aún cumpliendo el objetivo de lograr el 0-3. Templo se secaba el sudor; sabía que iba a costar.

El rival no lanzaba mal los dardos, o quizá es que estaban nerviosos; no lo sé. pero en la cuarta ronda hubo una demostración de poderío, un toque de aviso a nuestra tranquilidad, pues hasta aquí habíamos ganado sin despeinarnos demasiado. Uno de ellos ganó la cuarta ronda, con Alberto y conmigo de pareja, a pesar de que luchamos dardo a dardo y yo estuve apunto de alcanzarle. Tras ganar de forma brillante Templo se adjudicaba el primer tanto, 1-3. La quinta ronda tenía que servir para enseñar los colmillos al rival, para que vieran que hasta el momento jugamos relajados; y así fue, Luis y yo ganamos, en sexta ronda, jugando de forma segura, rotunda, consiguiendo el 1-4. Y ya que estábamos calientes, teníamos que asegurar el partido por la vía rápida; de ello se encargaron Miguel y Alberto, adjudicando a nuestro equipo el 1-5, con una partida bien planteada, segura y con grandes aciertos de Miguel, que cerró la partida.


Faltaban 3 rondas para acabar, y de nuevo los left-handed power boys, Miguel y yo, plantados frente a la diana para seguir aumentando la distancia. A pesar de un juego seguro, con algo de mala suerte, por nuestra parte, el rival, que desde que ganó la anterior ronda estaba en reposo, se puso el cargador de batería lleno y nos ganó, consiguiendo un 2-5, que les supo a gloria; nosotros empezábamos a olernos el final de la historia. Salió un lesionado Luis por Álvaro, que ayer era banquillo; éste y Alberto jugaron la penúltima ronda, con un Álvaro en despliegue, tirando muy seguro y muy fuerte bajo la diana. De forma muy clara, en sexta ronda y con dos hat-tricks (me empataba en el partido a hat-tricks) el capitán cerró y consiguió el 2-6. Nos íbamos a la última ronda.

En la ronda nueve las parejas eran claras: por un lado, left-handed power boys, por otro Álvaro y Alberto. Si dos del equipo pueden hacer una gran partida, cuatro, cuando se lo proponen, pueden arrasar, si el rival los deja arrasar, claro está. Y así fue, ganamos 2-7 al final, con una última partida de trabajo en equipo en la que los cuatros jugamos de forma sobresaliente.


Y ahora las tan amadas notas, siempre en riguroso orden de aparición:

- Luis Alejandro: no fue su mejor noche, y a pesar de ello logró cerrar dos partidas. De todos modos jugó con su hombro lesionado, con bastante irregularidad, y eso la diana no lo perdona. Al final tuvo que ser sustituido. Esperemos que el mágico colombiano retorne de sus cenizas con el 2007. Mi nota: 6.

- Alberto: estuvo flojo en algunas partidas, y tras el estirón de juego que vino haciendo se notó mucho más. Volvió a vicios pasados de tirar con inseguridad, y a medida de que pasaban las rondas no se recuperaba. Jugó una partida decente, y destacar su última partida, en la que estuvo crucial y participo en la bajada masiva de marcadores. Mi nota: 6.

- Yo: suelo ser bastante crítico con mis intervenciones, me cabreo con el mínimo error, pero en la partida de ayer, y perdonad mi soberbia, no me puedo reprochar nada; creo que ésa fue de largo la mejor partida de 501 que he disputado. Me gusté en todo momento sobre la máquina, y a pesar d ela mala suerte casi todos mis dardos se quedaban, si no en la diana, cerca de la misma. Jugué seguro y con ganas, cerrando 3 rondas y haciendo 2 hat-tricks. Mi nota: 10 y me llevo el MVP.

- Miguel David: De Miguel podríamos empezar a hablar tras su segunda partida; las dos primeras fueron no muy buenas. Pecó de inseguridad y sus tiradas, debido a ello, muchas veces se quedabn rondando el centro. Luego ganó una partida, con muy buena media, y ya fue entrando en calor, culminando en una genial última partida. De todos modos él sabe que puede dar mucho más, demostrar de qué palo estamos hechos los zurdos. Mi nota: 7.

- Álvaro: anoche le tocó el banquillo, y quizá por ello no pudimos disfrutar de su juego, que en las dos partidas que jugó, fue capaz de demostrar. Genial media en la primera partida, y en la segunda (la última ronda) aunque tuvo malas tiradas rindió a un nivel superior. En algunas tiradas, de todas formas, quizá por estar frío aún, tuvo mala suerte y no pudo hacerse mejor media. Mi nota: 9.


Y hasta aquí el 2006 dardístico, espero desde la Madriguera poder seguir haciendo estas crónicas que disfrutamos todos. El siguiente rival, los Despreciables, supondrá nuestro match point definitivo; si les ganamos casi tenemos adjudicado el Trofeo de Camepones, el cual queremos luchar hasta el final. Se avecina un partido exquisito, y jugando en casa.

Saludos, y que la fuerza del hat-trick os acompañe.

2 comentarios:

Caballero de melena semi-descuidada dijo...

Voy a poner un pero al comentario de esta partida. Yo me fui del templo con un sabor agridulce en mi juego, pero parece que ya van donde tienen que ir. Una partida mala la tiene cualquiera pero las otras 4 no me parece que fueran mal del todo. Falto un poco de suerte y en la primera jugamos bien lo unico fue el cierre en 2 que no pude darle (nada mas que daba 17) pero la nota no me parece mal aunque tampoco jugue mal del todo.
Abrazos.

Zorro dijo...

Seguramente me haya puesto muy exigente con la notas ayer; es que estaba de mala leche jejeje, y cualquier crítico de dardos a mi lado sería un tierno monaguillo.

Pero hay que decir que me está gustando como juegas en estas últimas partidas; estás empezando a ser el que antaño eras, y eso amigo es muy grande, y demuestra que igual que caemos en el pozo podemos salir de él; recuerda que a mí me pasó lo mismo.

Saludos!!