AUMENTA LA LETRA DEL BLOG PULSANDO LAS TECLAS "Ctrl" y "+" (O Ctrl y rueda del raton)

02 noviembre 2006

Dardos: Victoria para nada despreciable




Martes 31 de octubre, los grajos aún no vuelan bajo, y para nada hacer un frío del carajo. Puertas de un mes nuevo, y allí estamos, en la Prensa, pub maldito donde hemos sufrido siempre el sabor de la derrota. Nuestro rival, Los Despreciables, equipo formado por dos de los separados "Only Warros", venía dando duro en el grupo, habiendo ganado al Vayven 3, equipo que nos infunde respeto.

La partida fue muy intensa, lacrimosa en algunos capítulos, y la victoria se iba a pagar a un coste muy alto; nadie iba a regalar nada, lo sabíamos. Con Álvaro en el banquillo teníamos que demostrar que este equipo no es uno, sino los cinco, y creo que ayer, qué mejor marco para haberlo demostrado.
Ganamos, 4-5, en una partida sensacional y vibrante; y ya van 4 de 4, pleno total.

El encuentro comenzó con derrota para nosotros. Apostando con Miguel y Luis de salida jugaron de forma aceptable, no supieron concretar, y con un despiste de Luis, éste cerró la partida dando el punto a ellos:
1-0. Alberto y yo salimos en la segunda partida, y desde hace mucho tiempo que no lo hacíamos, logramos un meritorio empate, que dejaba claro el cruce de intenciones de ambas escuadras; 1-1. De nuevo Alberto, esta vez con Luis, jugaron, en una partida dura, y en la que a pesar del trabajo realizado no pudieron hacer nada por evitar el 2-1. Miguel y yo, en otra partida de sacrificio también fuimos víctimas del excelente juego de ellos, y caímos, dando la cuarta ronda a ellos; 3-1 y peligraba la situación.

El equipo tiene una cualidad muy importante, algo que hemos madurado con el tiempo y la experiencia, y es, a pesar de mis cabreos ocasionales por las malas tiradas, el luchar más cuando la situación se pone adversa. Luis y yo jugamos la quinta ronda, con los dientes apretados, logrando un importante
3-2, básico para no regalar la partida; nuestras medias fueron normalitas, pero el amigo colombiano estuvo al quite y me escudó perfectamente, cerrando él tras llevar yo dos rondas que no lograba cerrar. Miguel y Alberto lucharon por el empate, y vaya que si lucharon, sangre, sudor y lágrimas; en una partida muy competida, muy fiera, con casta y con categoría lograron el objetivo, y era el de empatar: 3-3, al fin los alcanzamos. Sale Álvaro, banquillo de lujo, por Alberto, que a pesar del gran trabajo, su media le hizo salirse; y juega conmigo de pareja. Los dos medias más altos del equipo 1º y 2º se batían contra ellos, e íbamos con ganas. No nos dimos cuenta, al menos yo, de la partida, y con un par de hattrick y una cerrada impresionante nos dejaban al borde del abismo, 4-3. Eso sí, Álvaro no bajó su nivel, y consiguió un 27,6 de media, por si había duda alguna.

Jugaban por el empate Luis Alejandro y Miguel David, y cómo jugaron. Serios, con concentración, y de nuevo nos cuesta cerrar la partida. Ellos llegaron, avisaron, pero el 19, el 16 y Miguel formaron un triángulo del infierno, haciéndonos empatar. 4-4, y afilábamos colmillos para la última y definitiva partida.

Era la primera vez este campeonato que nos jugábamos la victoria en la última partida, y raro era el que no estaba nervioso. Se mascaba una tensión bastante pesada; cada uno teníamos un motivo fuerte para ganar. Yo, por ejemplo, redimirme de un día irregular. Zurdos en un marcador y Diestros en el otro, una combinación que trae suerte; empezaron ellos achuchando ante una tiradas de Álvaro y mías muy pachuchas; Luis Alejandro y Miguel ayudan, pero no es hasta en la ronda 3 donde espavilamos, y nos liamos a meter una y dos dianas por turno; la profecía del Tito Llorito se estaba cumpliendo. Llegamos los dos equipos super igualados, estamos muy nerviosos, pues un error puede pasarnos factura. Álvaro baja los puntos, puedo cerrar, y quiero cerrar; antes ellos nos hacen el favor y no consiguen cerrar. necesito un 18 y una diana para cerrar. Miro la diana, apunto al 18, y ¡plas!, ¡¡triple 18!! Inesperado y a su vez esperado; un 14 y ganamos. Nadie habla, la música apenas se oye, y de mi mano sale el dardo ganador, que se clava en el número correcto; de ahí a los siguientes cinco minutos fue un éxtasis, pues habíamos ganado lo que para nosotros era una final, con Álvaro en el banquillo, y contra unos rivales que se están acostumbrando a vernos ganar, ¡¡BRAVO!! 4-5, 3/4 de lo Quinto quiere ir a por su segundo trofeo por la vía rápida.


Y ahora, las esperadas notas (por orden de aparición):


- Luis Alejandro: racha irregular de nuestro amigo colombiano. Es capaz de lo mejor y de lo peor; aun así estuvo en los momento clave de la partida, con profesionalidad, y sin su aportación no hubiera sido posible ganar. Mi nota: 8.

- Miguel David: no le tembló la mano, y eso tuvo mucho que ver en el transcurso de la partida. Con mirada fija en la diana, concentrado, en ningún momento se dejó llevar por malas tiradas, que las tuvo, producto d ela mala suerte; animó al equipo, aguantó mis cabreos, puso firme al rival, y fue un dandy en la partida. Su cierre 19-16, básico. Para mí, el mejor del martes fue él, no sólo por técnica, sino por moral y por táctico. Mi nota: 9 y el MVP.

- Alberto: de aquel muchacho que lanzaba pedradas, dos de las cuales no llegaban a la diana, a éste, serio, concentrado, de disparo mucho más mejorado, hay un mundo. Tito ha mejorado, y el martes, sin ir más lejos, fue pareja ganadora dos veces, una conmigo y otra con Miguel. Muy buena su primera partida, y no tan buenas las otras dos. Sin embargo ya entrarán, pues vuelve aquel melenudo que nos volvía locos a Álvaro y a mí. también muy importante su aportación a la hora de animar, y básica su profecía "Pablo, tercera ronda, aquí ya te entran las dos dianas". Notable actuación. Mi nota: 8.

- Yo: llegué con ganas al bar, con muchas ganas, por dos motivos; uno, los rivales, dos, intentar acercarme a la media de Álvaro. Quizá ese grado de exigencia me hizo fallar muchas veces, ser irregular, y cabrearme; me dejé llevar por la pasión, y aunque no hice mala partida dle todo, mis medias bajaron. Mi partida con Álvaro no fue como esperaba, y me sentí mal conmigo mismo. En la última partida me redimí, y conseguí de algún modo equilibrar lo malo de antes. Mi nota: 8.

- Álvaro: era banquillo, y en su cara se podía ver las ganas que tenía de jugar; es una sensación que tenemos todos cuando nos toca ese papel. Jugó su partida de forma excelente, y en la última bajar puntos, que era lo que tenía que hacer, lo hizo con clase; sigue en la cúspide. Mi nota: 9.


Siento la longitud de este post, pero la partida del otro día era muy importante, y tanta emoción y tensión, de algún modo, había que plasmarla en la Madriguera. El siguiente rival, Vayvén 3, también será importante; otros que aspiran a estar arriba. Jugamos en casa, y jugaremos con las mismas ganas, eso seguro.

Un saludo, y, ¡¡arriba 3/4 de lo Quinto!!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Agradezco como nunca y como siempre la nota de Pablo y el otorgarme el MVP de la noche, galardon ke me llena de orgullo y satisfaccion, xo ke solo es posible jugando todos como lo hicimos... Para mi, una de las mejores (en cuanto a emocion) partidas que hemos jugado, asi las cenas saben mucho mejor!!!

Carmel'O'Cotton dijo...

Ya lo dije yo que el MVP era Miguel. Fue muy grande y no se vino a bajo cuando fallo.
Pablo sigue con sus manias de enchofarse cuando falla y hay que darle animos para que se de cuenta de que este año si que se le esta dando bien de verdad, animo que sabemos que puedes luchar con Alvaro.

Por ultimo, yo sabia que ibamos a ganar porque confiaba en todos vosotros y ademas lo tenia en la plantilla de partidas en mi casa, verdad Miguel? JEJEJEJEJEJEJE.
Saludos tiernos y arriba 3/4.