AUMENTA LA LETRA DEL BLOG PULSANDO LAS TECLAS "Ctrl" y "+" (O Ctrl y rueda del raton)

25 octubre 2006

Dardos: Abonados al 7




Tres partidos jugados, tres victorias conseguidas, y el mismo resultado en todas; 7-2. Un comienzo galáctico para nuestro equipo, con muy buen rollo en todas las partidas y con competitividad por el top gun entre nosotros.

Ayer martes no fue menos; los 4 titulares del equipo, Alberto, Luis, Miguel y Álvaro (yo fui banquillo, malditas rotaciones jajaja) se les veía tránquilos y relajados, seguros en ellos mismos. El rival, Templo al Tiempo, que jugó a un nivel aceptable, tampoco mostró mucha ambición durante toda la partida; esto y que jugamos en casa fue un apoyo grande ala hora de ganar.

El partido comenzó bien. Luis Alejandro y Álvaro, en otra soberbia partida, pusieron el 1-0 sin dar más oportunidad a los rivales. El único momento de superioridad por parte de ellos vino
por dos ocasiones seguidas; Alberto-Luis, y de nuevo Alberto-Miguel probaron el azote de la mala suerte y de las ocasiones desaprovechadas para cerrar: 1-1 y 1-2, vuelta a la tortilla y primeros síntomas de preocupación.

El comandante Miguel y maese Álvaro, en una muestra de tenacidad y calidad pusieron de nuevo las tablas, en otra excelente partida, 2-2, y la partida de calmaba por momentos. Miguel y Luis dieron la ventaja a 3/4 de lo Quinto, con el 3-2; nuestros rivales estaban presenciando un despliegue de juego que les absorbía y que cada vez más los diluía, empezando a tomarse cada vez con menos tensión las partidas.

Álvaro y Alberto fueron los encargados de ampliar la victoria, 4-2, en otra nueva demostración de Álvaro, y muy buen acompañamiento de Alberto. El 5-2, la certificación de nuestra victoria vino de manos de Álvaro y Luis Alejandro, ante la desesperación disimulada de nuestro rivales.

Salí a jugar por Alberto, y me tocaba con Miguel de pareja; left-handed team cumplió, y ganamos el 6-2 de forma merecida. La última partida, tras un centramiento espectacular, de nuevo se torció a nuestro favor, adjudicándosela Miguel David. La partida acabó pronto, con un 7-2 contundente, sin perdonar más de dos partidas en cada uno de nuestros enfrentamientos.


Y ahora las notas (por orden de aparición):

- Luis Alejandro: buena partida en líneas generales, salvo aquellos momentos - breves - en los que los nervios se apoderan de él. De todos modos fue buen escudero en todo momento, y mereció cerrar alguna ronda. Mi nota: 7.

- Álvaro: si llegase el Chelsea para ficharle en el equipo de dardos ni por 2 billones de euros lo vendía. Este muchacho es increíble; picado por mis palabras, salió a morder la media, e hizo una partida espectacular, de nuevo el mejor del equipo con diferencia. Mi nota: 10 y el MVP.

- Miguel David: gran partida, muy completa, muy seria, aunque sólo la mala suerte le jugó malas pasadas, y una media final desmerecida. Ganó dos partidas y en todo momento se mostró competente con sus compañeros; tuvo en sus manos otra partida, pero desaprovechó el cierre. Mi nota: 8.

- Alberto: fue un acierto hacerle jugar dos partidas seguidas, pues en la primera fue presa de los nervios y las imprecisiones, pero la segunda maduró su juego, y el no haber cerrado cuando debió hacerlo le privó de haber logrado una media superior. La tercera partida, a pesar de jugar de forma competente le relegó al banquillo. Poco a poco Alberto coge regusto a la diana, pero en esta ocasión los nervios le oscurecieron su ascenso. Mi nota: 6.

- Yo: jugué dos partidas, una la cerré y en la última jugué de forma aceptable. Me sentí muy cómodo con los dardos, pero unas imprecisiones me impidieron sumar más media. A pesar de ello me siento orgulloso de mi juego. Mi nota: 8.


Próxima parada, tierra de Los Depreciables. No es un pueblo del Lejano Oeste, es un equipo que a priori nos infunde un respeto inquieto. Será la primera prueba fuerte para ver si merecemos acabar arriba esta temporada de nuevo. Álvaro, MVP tres veces consecutivas, por rotación, irá al banquillo, y espero que eso no merme las infinitas posibilidades de ilusión y ganas que este equipo derrocha partida a partida.

Especial recuerdo a Francis y a la parroquia del Sahara, que nos dieron una noche divertida e imprevista. A las cuatro de la mañana volvíamos a casa, tras una noche, primero de dardos, y luego de crapuleo.

Un saludo