AUMENTA LA LETRA DEL BLOG PULSANDO LAS TECLAS "Ctrl" y "+" (O Ctrl y rueda del raton)

18 mayo 2006

La comunidad del Choped - Primera Parte





"Se buscan aventureros; abtenerse soñadores, alcohólicos y demás engendros frenopáticos".


Así rezaba el cartel que había en la puerta de la taberna "La ballena ninfómana", un antro de despropóstos lascivos. El edificio no invitaba al descanso, ni mucho menos a beber; las ratas daban la bienvenida a los forasteros en la puerta, habiendo conseguido su propia reputación en aquel chamizo.

Una nube de mierda abofeteó el rostro de Lord Ucados Tan´caros, un paladín venido a menos desde que decidió un día concentrarse en las magdalenas sabor melón; eran tan adictivas que se pasaba las horas muertas mascando aquella masa viscosa y amarga, dejando a un lado su entrenamiento religioso y militar. Aún conservaba en su cinturon una bolsa con un par de monedas de plata, las cuales estaban destinadas a perderse tras las paredes de aquella taberna.

- Hola guapo, ¿fumas? - ladró cacofónicamente una vieja perfumada y maquillada desde la esquina, mientras sostenía en su mano un habano.
- No señora, no suelo fornicar con espantapájaros - respondió el paladín, mientras abría la puerta de entrada.

El ambiente dentro de la taberna mezclaba sentimientos de todo tipo: asco, odio, ira, psicopatía,... En un rincón del salón un par de marineros echaban un pulso ante la mirada de varias damas disfrazadas de floreros; en la barra un borracho disputaba con una rata por acaparar la jarra de cerveza; al fondo el sonido chirriante de un organillo, cabra incluída; y todo ello bañado con una atmosfera cargada de humo, proveniente de la silla que un borracho había decidido quemar. Se había percatado que él daba el punto de elegancia en aquel ecosistema, hasta que descubrió que se había puesto los calzoncillos por encima de la armadura.

No tardó en percartarse de la inquisitiva mirada a la que era objeto desde otro de los rincones. Una persona de pelo castaño, barbudo, de comprensión fuerte, probablemente de mentalidad "para nada audaz", no había apartado la mirada de él desde que ingresó en el salón.

- ¿Se puede saber qué miras amigo? - reclamó Lord Ucados mientras se acercaba a aquel sujeto
- No soy tu amigo, amigo - respondió secamente el hombre
- Está bien amigo, no quiero problemas.
- Amigo, sientáte - dijo el desconocido cortésmente, mientras jugueteaba estúpidamente con un yoyo lila - Me llamo Josemhma, señor y rey del inexistente bosque del océano.
- Encantado, yo soy Lord Ucados tan'Caros, paladín del chóped.

Tras deliberar acerca de los ritos apareatorios de la garza curva de alas rizadas, echar una partida a las canicas y quitarle el bocata de nocilla a una joven rata ambos personajes acabaron forjando una gran amistad. Se reían a grandes carcajadas, y entre ambos surgió una extraña amistad: un montaraz y un paladín bebiendo del mismo puchero de K'hali (bebida exótica enana).

- Amigo Josemhma, no sabrás tu por un casual donde se puede preguntar por el anuncio de los aventureros, ¿no?
- ¿Eres un aventurero? Yo creía que llevabas la armadura para protegerte d ela plaga de los bokerones sangrientos,... me han dicho que este año vienen muy agresivos - respondió con inocencia el explorador
- Sí, soy aventurero - afirmó Lord Ucados mientras sacaba la licencia de Aventureros que regalaban por cada 20 cervezas bebidas.
- Está bien, te creo "amigo"; yo fui el que puso ese anuncio. El objetivo de la aventura es ...

De pronto una persona alta, de piel bronceada (más tendiendo a color candelabro viejo de iglesia), vestimenta blanca y liviana, pelo albino, ojos paranoicos, chanclas, y con una especie de anteojos negros en su pelo irrumpió frenéticamente en la taberna.

- ¡Sois todos la hostiaaaaaa! - gritó a la parroquia entre risas melódicas

Este personaje iba de mesa en mesa, dando besos en la calva y haciendo movimientos atrevidos con su cuerpo, tales como dar palmadas con los codos. En su espalda llevaba una especie de caja de música, que cada vez que la rozaba producía un ruido estridente, como si un epiléptico ciego y con fobia a las ratas hubiese entrado en la cocina de aquel antro. Con un chasquido violento de manos tras la nuca llegó hasta la mesa de Lord Ucados y Josemhma, quienes le miraban con estupor, sarcasmo, miedo, ira, desenfreno, y bastante poca empatía.

- ¡Tíosssss, sois lo mejoooooor! ¡Si vais algún día a Ibiza nos metemos un fiestooooon!
- Amigo, ¿cómo te llamas? - interrumpió Lord Ucados, mientras era manoseado discretamente por Josemhma bajo el mantel
- Tíoooo, yo, soy, Poch Koloooooo, y quiero mi puta mochilaaaaaaa
- Curioso nombre para un bardo - sentenció el guardabosques
- Pues sí tíoooo, llevo fiestón a todos sitioooooos
- Eh, si dejas de frotarte con mi arco te invito a sentarte - dijo odioso Josemhma mientras guardaba su arco

Y así fue como el bardo Poch Kolo y su caja de música entraron en el grupo de aventureros; "Tíos, yo os sigo a petarlos a todos, pero busco mi mochilaaaaaa" fue la frase con la que aceptó partir de aventuras con ellos dos. Ya los tres juntos empezaron a hablar de Ibiza, de sus dragones, de sus guerras con los minotauros germanos, y cómo no, de mochilas y cuáles eran más resistentes a la lava, a la sal, a las cervezas baratas,...

- ¡Hola! Qué majos parecéis, ¿sois aventureros? me encantan los aventureros, y también tus chanclas bardo - una especie de moco radiactivo articulado, con sonrisa profunda, barba generosa y gorro sugerente color violeta estelar les hablaba detrás suya. - Me llamo Trompetín Nabo Azul, ¿y vosotros?
- ¡Lárgate!, estamos hablando de temas para mayores, si necesitamos un bufón te llamaremos - inquirió Lord Ucados.
- Vosotros también parecéis buena gente chicos - respondió el gnomo de forma cordial - Por cierto, esta mesa de taberna no será vuestra, ¿no? - y mientras decía esto sacaba de su bolsillo la mesa en la que los tres aventureros estaban sentados alrededor.
- Tioooo, eres la poyaaaaa - abrazó efusivamente Poch Kolo a Trompetín Nabo Azul
- ¿Qué buscas amigo? - el paladín le lanzó una mirada furiosa de la muerte mortal
- ¿Yo? yo busco de todo, como estos calzones - eran de Josemhma - ¿Puedo acompañaros? Seguro que os váis de aventuras y me dejáis aquí tirados.
- ¡Un segundo! ¡Un segundo! Dónde está mi mochilaaaaaaaaa
- ¿No será ésta bardo? - dijo Trompetín mientras ponía sobre la mesa una carreta

Trompetín se ganó el cariño eterno de Poch Kolo, y un puesto en el grupo. Al cabo de media hora se unieron dos personajes más. Uno de ellos se llamaba Trukhin Martillo Infernal, un temible guerrero, amante de las torrijas y los discos de Leonardo Dantés (un trovador enemigo de Poch Kolo) .Tenía como mascota una ardilla lunaar de colmillos golosos, enfundada con la camiseta del Cordoba c.f. El otro, que apareció entre una cortina de humo olor a pescadería caducada, era mago, y se llamaba Aitor Menta, maestro del fuego y pirómano en los ratos libres; vestía una túnica roja a juego con sus sacos de pócimas, felizmente "encontrados" por Trompetín Nabo Azul.

Ahí, alrededor de una mesa, de una taberna cualquiera medio colonizada por ratas y prostitutas hartas de hidromiel, entre una nube de tabaco y fritanga, tres humanos, un semielfo, un enano y un gnomo debatían acaloradamente sobre la velocidad media que adopta un monopatín trifásico cuesta abajo en época de siembra.

- Señores, ésta, a continuación, será nuestra aventura. Debemos rescatar a mi prometida, mi bella flor, la druida de mis ojos: Jazmin Ensangrentado - dijo solemne Josemhma, interrupiendo el debate - Unos esbirros la secuestraron en el Bosque de Cheetos, pero no les pude dar caza; es que había visto un jabalí de cuello vuelto, y eso no se ve todos los días. El caso es que esos esbirros...
- ¿Y se sabe de qué color era el lomo del jabalí de cuello vuelto? - preguntó interesado Lord Ucados interrumpiendo
- Deja de decir estupideces, todos saben que los jabalíes de cuello vuelto son incoloros e inholoros - respondió con dureza Trukhin
- Creo que la estás cagandoooooo, los jabalíes de cuello vuelto sólo existen en Ibizaaaaa - Poch Kolo tenía los ojos en blanco
- ¿Y si cazamos uno de esos y lo quemamos? - Aitor Menta parecía ilusionado con la idea
- ¿Cazarlo? Si yo tengo uno en el bolsillo, que me encontré el otro día - sonrió el gnomo mientras era ovacionado por el resto de sus compañeros

Tras la ovación prosiguió el semielfo:
- ... Como os iba contando mi amada fue apresada por unos esbirros, que tras haber investigado en cines X, bares de caballeros, monasterios, lonjas y demás cuarteles pertenecen a la temible Secta del "Ojo que no ve". Nuestra misión: rescatar a mi amada y destruir a esos bastardos. La recompensa: todo lo que no implique favores sexuales con mi amada druida Jazmin Ensangrentado.

Y tras estas palabras el grupo asintió cómplicemente, firmando con un pacto de birra salvar a la amada de Josemhma; después rieron, cantaron el himno del atleti al revés, gozaron de varias prostitutas y no dejaron propina al tabernero.

- Tío, tío, un segundooooo, ¿cómo nos llamaremos? - preguntó Poch Kolo
- ¿Pandilla Trueno? - dijo Aitor Menta
- ¿Los encontradores? - Trompetín Nabo Azul
- ¿Lo que os salga de vuestras pútridas vísceras? - Trukhin, apoyado por Josemhma
- Mejor aún chicos, seremos la Comunidad del Choped - expresó con profundo orgullo el paladín.

Tras haber dicho varios nombres, éste último al menos ni era ofensivo ni quedaba ridículo, así que pasaron a llamarse "La Comunidad del Choped". Aquella tarde, en aquel antro de corrupción etílica, se forjó un destino, y todos brindaron con entusiasmo, y las ratas se invitaron a otra ronda, y posiblemente desde algún punto recóndito del mundo un dragón estaría eruptando.

5 comentarios:

Rosilla dijo...

La pregunta no es ya que se fuma o se mete Pocholo, la pregunta es q leches te metes tú??? Jejejeje Cada día te superas.

Anónimo dijo...

Joooooder Pablo!!!
Hay q admitir q te has superado, aunq en este caso no se muy bien si creer q es bueno o...
Aún asi estoy deseando leer la 2ª parte...jejeje
Y ojito cn las coñas sobre paladines...
firma: Un paladin frustrado, (algun dia me haran caso?)

Anónimo dijo...

La respuesta a si te haremos caso es...no, porsupuesto ke no. (Kien ha dixo eso?) Mi lado neutral malvado habla sin permiso. Estoy sucumbiendo!!!
Espero hacerme amigo del gran Aitor Menta, del cual podria aprender conjuros tan utiles como subirle la falda a una bella paladina con solo chaskear los dedos, o conseguir descifrar el numero exacto de gambas ke tenia la tortilla de ayer con solo un rapido vistazo (nivel 3)...sin duda muy utiles.Aun asi, no cambiaria a mi grupo de aventureros x nada (aunke x un bocadillo de chope...) Abrazos tiernos.
PD: ¡¡¡¡¡¡chopeland libre !!!!!!

Anónimo dijo...

Ups, no había leido lo de "Primera parte"...!!! :$

Anónimo dijo...

Mujer blanca soltera busca bañera con burbujas xa compartir con malagueño essotico y jugeton. Abstenerse los jienenses y pichaflojas.